Tu empresa especialista en muebles para tiendas

Importancia-maniquies-tienda-de-ropa-femenina-decorashop.com_.png

Importancia de los maniquíes en tu tienda de ropa femenina

maniquies-tienda-de-ropa-femenina-decorashop.com_.png

Una pregunta frecuente de muchos emprendedores, es cuantos y cuales maniquíes incorporar en su tienda de ropa femenina, sobre todo si esta, esta especializada obviamente en el expendio de ropa exclusiva para chicas, el cual es un gusto tan exigente. ¿Por qué? Porque estos sitios, al estar orientados al público femenino deben verse increíblemente atractivos y, todos sabemos que una buena estrategia de convencimiento para ellas, es el excelente manejo de las combinaciones de ropa.

Muchas chicas, suelen comprar lo que ven expuesto en un maniquí si de verdad llama su atención para ahorrarse el trabajo de tener que combinar las prendas ellas mismas, y de ese modo evitan arriesgarse a no hacerlo bien y perder su compra, puesto que, si llegan a casa y no les gusta lo que ven todo terminara guardado en el closet.

Entonces, ahora que vez lo poderoso que puede ser a nivel de ventas el uso de los maniquíes en tu tienda de ropa femenina debes tener precaución de no exagerar y aprender a usarlos y distribuirlos bien. Para ello, te dejaremos algunos consejos que sin duda te ayudarán positivamente en este largo camino de la decoración.

¿Cuáles maniquíes elegir para mi tienda?

Lo primero que debes hacer es definir la cantidad, ya que, dependiendo del tamaño del lugar, podrás ver que tantas personas de yeso podrán estar paradas luciendo un atuendo. Dependiendo de esto seleccionarás varios tipos comunes para luego vestirlos a tu gusto. Existen muchas opciones:

Cuerpo entero: es obligatorio que tengas varios de estos, los consigues en diferentes posturas; de pie, de lado, sentados o de rodillas. Elige la que consideres se verá más chic y compra de una vez las pelucas que vayan a juego. Trata de que se vean lo más realista posible.

Busto: Es el ideal para exponer blusas o conjuntos de camisas con suéteres o blazer. Ocupan poco espacio, por lo que puedes armar una fila de estos en una mesa. También, pueden colgarse en paneles de lama a lo alto, claro, solo si son de plástico. Otra opción, es colocarlos en repisas de madera. Algunos vienen con cabeza y otros no, si decides comprarlos con cara entonces asegúrate de no olvidar las pelucas.

Cintura abajo: Son la alternativa perfecta para exponer pantalones o faldas en tu tienda de ropa femenina, requieren de un espacio designado para estar parados y habitualmente suelen colocarse en líneas a lo largo de un espacio entero o en esquinas de forma estratégica.

Manos: Los necesitarás si te dedicas a vender guantes o incluyes, dentro de tu inventario de mercancías, la venta de joyas para damas como complemento de los atuendos. En una sola mano podrás colocar varias pulseras, anillos o relojes.

Cabezas: No podían faltar las cabezas y es que, seguramente contarás en tu tienda con sombreros, gorras femeninas, turbantes y más. Así que no te olvides de tener una que otra por allí. Trata de que tengan rostro y se vean lo más natural posible. De ese modo, tu futura cliente se sentirá más identificada.

Todos los estilos antes mencionados, los podrás encontrar en cerámica, yeso o plástico. También podrás tenerlos disponibles en diversos colores así que, dependiendo de la temática elige el que más te convenga y embellezca tu local.

Un dato que no podíamos dejar de darte es que, las prendas lucen mejor en maniquíes blancos. Por eso son los preferidos en la gran mayoría de las boutiques. La razón, es que los colores de la ropa destacan más y el cuerpo portante solo actúa como resaltador.

¿Cómo usar los maniquíes en mi negocio de ropa femenina?

Ya compraste los maniquíes, pero ahora no sabes dónde ponerlos, el espacio quizás es muy grande o muy chico y temes no aprovecharlos de manera correcta. Son dudas normales, pero acá te diremos las estrategias básicas que nunca podrás obviar.

  • Fachada: Estos expositores, deberán tener sitios exclusivos para ellos, sobre todo si son de yeso. Lo más recomendable es que estén adentro de vitrinas que den vista directa a la fachada de la tienda. De ese modo, además de dar un aspecto decorativo exclusivo, podrás cuidarlos de caídas. Lo mejor que puedes hacer es usar los de cuerpo entero en la vista principal y el resto adentro del local.
  • Interiores: De manera complementaria, coloca en sitios estratégicos otros maniquíes en el interior del negocio. Estos, deben tener un poco de altura para que destaquen y como dijimos anteriormente, se prevengan caídas o accidentes. Son piezas grandes, pesadas y delicadas así que tocará que estén bien aseguradas.
  • Distribución: La manera de distribuirlos, dependerá en buena medida de la decoración y estantería de la que dispongas. Será un trabajo creativo de tu parte. Solo debes asegurarte que no estén mal colocadas y que obtengan el protagonismo para que el fueron diseñadas.
  • Maniquíes pequeños: Las piezas pequeñas como manos o cabezas, pueden ir en el mostrador o incluso, en caja ya que estarán luciendo prendas propensas a compras espontaneas. Estos, por lo general vienen ya con una base incluida, así que solo deberás colocarlos sobre la superficie y ya.

Por último, recuerda vestir los maniquíes siempre con las mejores ropas de tu tienda. Aquellas que sean de marca o que representen la tendencia del momento. Puedes recrear escenas con la ayuda de estos, por ejemplo: Si es verano y necesitas promocionar trajes de baño y sus diferentes accesorios, coloca en vitrina maniquíes luciendo las prendas de playa y además, agrega pelotas, coloca de fondo algunas palmas y quizás cocos. La intención es que el cliente desee estar en un ambiente como ese y así, incentivarlo a comprar la prenda

No olvides, usar las luces como un medio para hacerlos destacar. Si exhibes un vestido de gala en una vitrina o en el centro de la tienda, colocarle ciertas luces en la parte inferior de forma delicada no se verá para nada mal, al contrario, dará un aire de elegancia que todos notarán. Como puedes ver, es muy sencillo trabajar con los maniquíes así que, manos a la obra y sorprende a todas tus visitantes en tu tienda de ropa.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to Top